Política SIM

Llei de Transitorietat Jurídica i fundacional de la República

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Llei de Transitorietat Jurídica i fundacional de la República Empty Llei de Transitorietat Jurídica i fundacional de la República

Mensaje por Antoni Sànchez el Mar 3 Mar 2020 - 15:26

Llei de Transitorietat Jurídica i fundacional de la República Idbh_b11
Número XX • Dijous 7 de setembre de 2017 • Sec. II


I. DISPOSICIONS 


PARLAMENT DE CATALUNYA 


LLEI DE TRANSITORIETAT JURÍDICA I FUNDACIONAL DE LA REPÚBLICA

PREÀMBUL
Cuando en el decurso de los eventos humanos se hace necesario para un pueblo disolver los vínculos políticos que le han atado a otro, y asumir entre las naciones de la tierra el lugar, de igual a igual que le pertenece, con un justo respeto al juicio de la humanidad exige que declare las causas que le impulsan a la separación.  

Sostenemos como evidentes en sí mismas estas verdades: que la mayoría de la ciudadanía catalana ha dado el mandato claro y ha hecho este paso claro para reclamar la plena soberanía, y los derechos y libertades que les pertenece por derecho natural.
Para garantizarlos se instituyen entre los seres humanos, los gobiernos que deriven sus poderes legítimos del consentimiento de los gobernados.

Que siempre que una forma de gobierno se convierta en destructora de estos principios, el pueblo tiene el deber de reformarla o abolirla e instituir un nuevo gobierno que se fundamente en estos, y a organizar sus poderes en la forma que a su ver ofrecerá las mejores posibilidades para lograr su seguridad y felicidad.

La prudencia, naturalmente, aconsejará que no se cambie por motivos leves y transitorios gobiernos anteriormente establecidos. Pero cuando una larga serie de abusos y usurpaciones, persiguiendo invariablemente el mismo objetivo, evidencia la voluntad de someter al pueblo en un despotismo absoluto, es su deber derrocar tal forma de gobierno y proveerse de nuevas salvaguardas para su futura seguridad.

Catalunya sufre una grave crisis que se manifiesta en las esferas: económica, cultural e institucional fruto del largo período donde el Estado español ha sometido al pueblo catalán.

El autonomismo de los últimos años no solo ha demostrado ser claramente un sistema inoperante e insuficiente para las aspiraciones del pueblo de Catalunya, sino que a demás, se ha convertido en un elemento vejatorio que ha culminado en los actos cometidos por el Tribunal Constitucional español contra el Estatuto, y muchas otras leyes nacidas en el Parlamento de los catalanes.
Uno de los principales ejes de este ordenamiento autonómico ha estado el sistema de financiación, en el cual ha ocasionado a la Generalitat un déficit inamovible de la balanza fiscal entre Catalunya y el Estado español de un 8,5% del PIB anual equivalente a unos 16.500 millones de euros. Este espolio de carácter fiscal es un caso prácticamente único en toda Europa y ha provocado un empobrecimiento extraordinario de nuestro territorio, una pérdida de competitividad económica y una notable disminución de las partidas presupuestarias de sanidad, cultura, educación, medio ambiente, infraestructuras y otras partidas vitales para la supervivencia de cualquier nación.

Nuestra lengua ha estado vetada por las administraciones españolas como lengua vehicular alternativa al castellano en las sesiones del Congreso de los diputados, el máximo órgano constitucional que representa al pueblo español, así como en los tribunales de justicia.
El Estado español nunca ha dado apoyo de forma decisiva a las diversas iniciativas que han pretendido que nuestra lengua fuese reconocida como oficial en el Parlamento europeo. El Tribunal constitucional ha obligado a la re-introducción de la lengua castellana después de años de inmersión lingüística en la educación catalana, a pesar del prestigio de esta tanto a escala nacional como internacional.

Tal ha sido el paciente sufrimiento de este pueblo; y tal es ahora la necesidad que le constriñe a alterar la sumisión al Estado español. La historia de las relaciones de la Nación Catalana con el Estado español es una historia de repetidas injurias y usurpaciones, el objeto principal de las cuales es y ha estado el establecimiento de una tiranía absoluta sobre nuestro pueblo. Para probar esto, sometemos los hechos al juicio de un mundo imparcial.

Este, ha rechazado aprobar las leyes más convenientes y necesarias para el bien público de esta Nación. Ha prohibido a nuestros gobernantes aprobar leyes de inmediata y urgente necesidad, si no fuese que se suspendiera la ejecución hasta obtener su cumplimiento, y una vez lo ha logrado las ha desatendido completamente. Ha rechazado la aprobación de otras leyes dictadas para el establecimiento del Estatuto de Autonomía aprobado por las Cortes Españolas y ratificado por el Parlament de Catalunya y de gran trascendencia para nosotros, salvo que los catalanes renunciásemos a este derecho, hecho de gran prejuicio contra nosotros, pero formidable solo para nuestros tiranos, cosa que ha logrado el Tribunal Constitucional español con la anulación de gran parte de los artículos más importantes y la desvirtualización de otro gran número en contra de nuestros intereses más urgentes.


Ha rechazado y menospreciado a nuestro Parlamento repetidamente, por haberse opuesto con firmeza a sus agresiones contra los derechos de nuestro pueblo. Ha obstruido a la administración de justicia de Catalunya, negando su aprobación a la aplicación de leyes necesarias para el establecimiento del poder judicial. Ha sometido a los jueces a la voluntad de los partidos políticos, por depender de ellos la titularidad de sus cargos. Ha erigido una multitud de nuevos cargos para hacer cumplir las leyes españolas a nuestro pueblo. Ha convertido al ejército en una fuerza superior e independiente del poder civil. Ha incluido en la Constitución el artículo octavo que da la tutela de la integridad del territorio del Estado al ejército. Ha prohibido la aparición de los símbolos de identificación propias de la Nación Catalana. Ha encarcelado personajes muy significativos por sus convicciones nacionales.


Ha espetado todo un abanico de menosprecio e insultos a través de los medios radiofónicos y escritos españoles dirigidos al pueblo catalán. Ha infringido repetidamente, año tras año, el cumplimiento de los presupuestos de obra pública. Ha retrasado y continua retrasando la puesta en marcha del Corredor Mediterráneo para no hacerlo pasar por Catalunya. Ha magnificado la simbología propia para crear sentimiento de comunidad española, menospreciando a los otros pueblo del Estado. Ha firmado más de 111 acuerdos con países no miembros de la Unión Europea, en las cuales, sus compañías aéreas, se les ha obligado por contrato a establecer conexión internacional con su país solo des de Madrid, forzando así la marginación del aeropuerto de El Prat (Barcelona).


Ha intentado esconder el gran agravio fiscal y económico que sufre nuestro país con unas balanzas fiscales incompletas y que claramente benefician a una de las partes implicadas en la exposición de motivos expuesta en esta Declaración de Independencia. Nos ha sometido a una jurisdicción extraña a nuestras costumbres y no reconocida por nuestras leyes, dando conformidad a sus actos legislativos. Por imponernos impuestos demasiado elevados que han puesto en peligro los servicios públicos básicos de la población. Por privarnos, en todas las ocasiones, de los beneficios de los juicios en  nuestra lengua. Por trasladarnos más allá de nuestro territorio para ser juzgados por presuntos delitos. Por abolir el conjunto de libertades de nuestras antiguas leyes, estableciendo gobiernos arbitrarios para convertirnos de una vez por todas en un ejemplo y un adecuado instrumento para introducir su dominio absoluto en otras comunidades. Por suprimir ilegítimamente las Constituciones de Catalunya, aboliendo nuestras leyes más valiosas y alterar fundamentalmente las formas de las instituciones propias de esta Nación. Por suspender nuestras iniciativas legislativas, y declararse ellos mismos investidos con el poder de dictar leyes para nosotros en todos los casos, sea cual sea.


Por haber incitado a parte de nuestra población contra la otra, y así mismo a muchas otras comunidades contra la nuestra. Por haber imputado a servidores públicos y legal por hacer posible el ejercicio democrático el 9 de noviembre de 2014 para que los ciudadanos de Catalunya pudiesen opinar sobre el futuro político de Catalunya, y por defender la democracia en Catalunya. Por impedir a toda costa la celebración de un referéndum de independencia donde todos los ciudadanos puedan expresarse libremente y de forma democrática. Por haber ajusticiado, en tiempos de paz, a nuestro máximo representante del gobierno de Catalunya en la persona del president de la Generalitat, Lluís Companys, en un juicio militar sin opción a defensa, y no haber pedido, todavía, disculpas por los hechos y dejar sin efectos de su inculpación.

En cada fase
 de estas vejaciones, nosotros hemos suplicado la reparación en los términos más humildes: nuestras súplicas han sido contestadas solamente por repetidas injurias. Unos gobernantes cuyo carácter ha sido marcado por todos sus actos que pueden definir a un tirano, no son aptos para gobernar a un pueblo libre.

Tampoco hemos faltado a la consideración debida a nuestros hermanos españoles: los hemos advertido de los intentos del poder legislativo de extender una ilegítima jurisdicción sobre nuestro pueblo. Les hemos recordado las circunstancias excepcionales de nuestra integración y establecimiento en el Estado español: hemos apelado a su supuesta justicia y magnanimidad, conjurándolos por los vínculos de nuestra raíz común a renunciar a estas usurpaciones que, inevitablemente, acabarían por interrumpir nuestra correspondencia y conexiones. Ellos han estado también sordos a la voz de la justicia y consanguinidad. Nosotros tenemos que aceptar, por tanto, la necesidad que anuncia nuestra separación, y considerarlos como el resto de la humanidad: adversarios en la disputa, en la paz, amigos.

Nosotros, por tanto, los representantes de Catalunya, en el nombre y con la autoridad del pueblo de esta nación, solemnemente publicamos y declaramos: que nuestro pueblo, es y por derecho debe ser una Repúblicade derecho, democrática y social; que estamos absueltos de toda obligación de fidelidad a la Constitución española; que toda conexión política entre nosotros y el Estado español es y debe de ser totalmente disuelto. Y por sostener esta declaración comprometemos mutuamente nuestras vidas, nuestras fuerzas y nuestro honor.

Capítol I. El sistema institucional de la República de Catalunya

Article 1
Catalunya se constituye en una República de derecho, democrática y social, y las instituciones catalanas mencionadas en el Estatut d’Autonomia de Catalunya, de 2006, quedan exentas de sus limitaciones en competencias, que quedan invalidadas, traspasando así las competencias estatales, y las que ya tenían las anteriores instituciones autonómicas a las autoridades políticas del nuevo Estado, que se configurará a partir de la Asamblea Constituyente de Catalunya


Article 2. Cap d'Estat i de Govern
La figura de Cap d’Estat (Jefe/a de Estado) recae en el/la president/a de la Generalitat de Catalunya, que tendrá las plenas atribuciones de la representación de Catalunya, tanto en el interior como en el exterior, y todas las competencias, tanto propias, como de Jefe de Estado: Promulgar las leyes y los decretos ley y ordenar su publicación; Firmar tratados internacionales en nombre de Catalunya, y acreditar y recibir los diplomáticos extranjeros; Convocar elecciones y referendos en los casos previstos por la ley; entre otras más atribuciones que la Ley determine.

Article 2 bis. Govern
1. El Govern es el órgano superior colegiado del Estado, que dirige la acción política y la administración. Ejerce la función ejecutiva y la potestad reglamentaria de acuerdo con la presente Ley.
2. El Govern se compone del president o presidenta de la República, del
vicepresident o vicepresidenta, i de los consellers y/o conselleres.
3. La Ley de la presidencia de la Generalitat y del Govern regula la organización, el funcionamiento y las atribuciones del Govern y es de aplicación en todo aquello que no contradiga la presente Ley.
4. El Govern cesa cuando lo hace el president o presidenta de la República.
5. Las disposiciones generales y las normas que emanen del Govern o de la Administración General de Catalunya deben ser publicados en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya.

Article 2.1. Inmunidad y estatuto de los miembros del Govern

Los miembros del Govern gozan de inmunidad durante su mandato y con el efecto que no pueden ser detenidos ni retenidos excepto en caso de delito flagrante. Corresponde al Tribunal Supremo de Catalunya decidir sobre la inculpación, el procesamiento y el enjuiciamiento de los miembros del Govern. El estatuto personal de los miembros del Govern está regulado por la Ley.

Article 2.2. Responsabilidad política
1. El president o presidenta de la República y los miembros del Govern responden políticamente delante del Parlament de manera solidaria, sin perjuicio de la responsabilidad directa de cada uno.
2. Los procedimientos para plantear la responsabilidad política del Govern son la moción de censura y la cuestión de confianza.  
3. La delegación de funciones del President o presidenta de la República no le exime de su responsabilidad política delante del Parlament.
4. Los derechos y obligaciones de los miembros relacionados con el Parlament se rigen por lo establecido en el artículo 73 del Estatut d’Autonomia de Catalunya.


Article 3. Poder judicial. 
1. El anterior Tribunal Superior de Justícia de Catalunya es el Tribunal Suprem de Catalunya, órgano judicial superior en todos los órdenes, en el que se culmina la organización judicial de Catalunya. Éste debe velar y hacer cumplir las leyes de la República Catalana. 
2. Los órdenes jurisdiccionales del sistema judicial de Catalunya son el civil, el penal, el contencioso administrativo y el social.
3. El president o presidenta del Tribunal Suprem es nombrado por el presidente o presidenta de la República. Debe ser ratificado por el Parlament de Catalunya en un máximo de dos meses.
4. El president o presidenta del Tribunal Suprem propone al president de la República el nombramiento de los jueces y magistrados del Tribunal Supremo, y este último debe nombrarlos. Aunque el decreto entra en vigor de forma inmediata, estos deben ser ratificados por el Parlament de Catalunya en un máximo de dos meses.

Article 3.1. El govern del poder judicial

Mientras no se aprueba la Constitución, el gobierno del poder judicial es ejercido, en los términos que establece la ley, por la Sala de Govern del Tribunal Suprem, del cual forman parte el presidente y los jueces y magistrados del TS. Las funciones en materia de gobierno judicial de la Sala de Govern del Tribunal Supremo son:
1. Ser escuchada, antes del nombramiento del Fiscal General de Catalunya, que compete al president de la República.
2. Proponer en el nombramiento de los jueces y magistrados.
3. Resolver las destinaciones de jueces y magistrados.
4. Proponer el nombramiento de jueces y magistrados suplentes y sustitutos.
5. Resolver sobre los ascensos y situaciones administrativas de jueces y magistrados.
6. Inspeccionar los órganos judiciales.
7. Aplicar el régimen disciplinario de los jueces y magistrados.
8. Impartir instrucciones a los órganos de gobierno de los juzgados y tribunales en las materias de la competencia de estos y resolver los recursos.  
9. Ejercer la potestad reglamentaria en materia de publicidad de las actuaciones judiciales, fijación de calendario y de horarios de audiencia, reparto de asuntos y ponencias, guardias, los aspectos complementarios del estatuto de los jueces y magistrados y las materias que le atribuye esta Ley o la legislación que la desarrolle.
10. Determinar la carga de trabajo de los órganos judiciales. Proponer medidas de refuerzo de los órganos judiciales. Informar los expedientes de responsabilidad patrimonial por el anormal funcionamiento de la Administración de Justicia.
11. Informar de los anteproyectos de ley y las disposiciones generales sobre materias que afecten a la Administración de Justicia.
12. Remitir al Parlamento, anualmente, una memoria sobre el estado de la Administración de Justicia y sus necesidades, con las propuestas que considere convenientes.
13. Las demás que le atribuya esta Ley y la legislación que la desarrolle.


Article 4
Los órganos reguladores del sistema político, económico y jurídico del Estado están a cargo única y exclusivamente de la Administración de la Generalitat.

Article 5
El Consell de Garanties Estatutàries pasa a denominarse Consell de Garanties Democràtiques durante este período de transición nacional tiene las funciones de arbitrar en todo momento el proceso contituyente hasta la convocatoria y realización del referéndum de la Constitución Catalana, teniendo en cuenta en todo momento la legitimidad democrática de este, y respetando el nuevo marco provisional catalán, así pues del Estado de Derecho de la República Catalana, y el Régimen Provisional de Catalunya.

Article 6. Banc Central de la República Catalana
El Institut Català de Finances pasa a ser el Banc Central de la República Catalana, y tomará todas las funciones que le recaen como tal, adoptando de forma transitoria la Ley de autonomía del Banco Central de España.


Article 7
La Hisenda Nacional de Catalunya y la Agencia Catalana de Protección Social tomarán todas las funciones que sus respectivas leyes les permiten asumir, así como sus obligaciones.

Article 7.1. Infraestructuras de interés general
1. La totalidad de los aeropuertos de Catalunya pasan a estar bajo la gestión directa de Aeroports Públics de Catalunya SLU, y los puertos, en especial los marítimos de Barcelona y Tarragona, pasan a estar bajo la gestión directa de Ports de la Generalitat, adscritas en el Departament de Territori i Sostenibilitat.
2. Rodalies de Catalunya deja de mantenerse bajo la dirección y gestión de RENFE y pasa a estar adscrita a la gestión y dirección de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya. 


Article 7.2. Autoridad duanera y cadastral
1. La Generalitat ejerce la autoridad duanera en el territorio de Catalunya y actua de acuerdo con el régimen duanero y arancelario derivado del derecho de la Unión Europea.
2. La Generalitat ejerce la autoridad cadastral en el territorio de Catalunya y gestiona y mantiene el cadastro en colaboración con los entes locales.



Capítol II. Règim provisional dels drets i llibertats de les persones. 

Article 8
Teniendo presente que el Estatut de Catalunya tiene un un carácter incompleto y complementario en la atribución de los derechos y libertades de las ciudadanas y ciudadanos, se seguirán aplicando en este proceso de transición nacional los derechos reconocidos por la Constitución española: el título I de esta, particularmente el artículo 10 y los capítulos II –derechos y libertades-, y III –principios rectores de la política social i econòmica-, además, se adapta el capítulo IV, relativo a las garantías, al nuevo sistema institucional català.

Article 9
Se integran al marco provisional catalán los derechos reconocidos en el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Capítil III. Règim provisional de la Ciutadania

Article 10
Se toma provisionalmente la regla sobre la ciudadanía que preveé el Estatut d’Autonomia de Catalunya (artículo 7), según el cual son ciudadanos catalanes los nacionales españoles con vecindad administrativa en un municipio de Catalunya.

Article 10.1 
Se posibilita la obtención de la ciudadanía catalana a todas aquellas personas con una vinculación real en Catalunya, pero que no residan en la actualidad.

Article 10.2
La adquisición de la ciudadanía catalana no está condicionada a la renúncia de ninguna otra.

Article 10.3 
Las personas residentes en Catalunya de ciudadanía no-catalana tienen el permiso de residencia, y tienen todos los derechos civiles, sociales, y políticos, con excepción, de aquellos reservados a los nacionales catalanes reconocidos (derecho de sufragio en las elecciones parlamentarias, y los derechos de participar en las funciones públicas que impliquen autoridad política, sin perjuicio del estatus aplicable en la Unión Europea.

Capítol IV. Règim provisional lingüístic

Article 11
El catalán tiene la plenitud del reconocimiento y uso, en todos los ámbitos, y se mantiene la continuidad de los usos de la lengua castellana, y el aranès, en la Vall d'Aran.

Article 12
Las instituciones de Catalunya adoptarán las medidas adecuadas para garantizar el catalán como lengua de uso general y ordinario en Catalunya, y mantener, además, el reconocimiento y el derecho de uso de la lengua castellana, y además, del aranès en la Vall d'Aran.

Capítol V. Procés constituent.


Article 13
Las elecciones constituyentes deben tener lugar 12 meses después de la victoria del Sí en el referéndum de autodeterminación, donde la ciudadanía de Catalunya podrá escoger a los 135 representantes de la Asamblea Constituyente de Catalunya, que tendrán el mandato de redactar la Constitución de la República de Catalunya, teniendo en cuenta el proceso contituyente ciudadano y participativo, que habrá definido las primeras bases del anteproyecto constitucional, por parte de la ciudadanía.

Article 14
1. La Asamblea Constituyente, una vez convocada, elegida y constituida, dispondrá de plenos poderes. Las decisiones de esta asamblea serán de cumplimiento obligatorio para el resto de poderes públicos y para todas las personas físicas y jurídicas. Los miembros de la Asamblea Constituyente contarán en todo momento de inmunidad jurídica. Ninguna de las decisiones de la Asamblea, en ejercicio de poder constituyente, será susceptible de control, suspensión o impugnación por ningún otro poder, juzgado o tribunal. 

2. La propuesta de Constitución de la Asamblea Constituyente debe aprobarse por una mayoría de 3/5 de los miembros del Pleno en votación final sobre el conjunto del texto. Si no se logra dicho resultado, en la segunda votación es suficiente la mayoría absoluta; si no se obtiene se sigue deliberando y sometiendo a votación nuevas propuestas hasta lograrlo.

3. La Asamblea Constituyente se rige por lo que dispone esta Ley , supletoriamente, por lo que dispone el Reglamento del Parlament de Catalunya.  



Article 15
La Asamblea Constituyente deberá establecer mecanismos para garantizar la participación directa, activa y democrática de las personas y de la sociedad civil organizada en el proceso de discusión y elaboración de propuestas para el proyecto de constitución.

Article 15 bis
Para la redacción de la Constitución de la República, la Asamblea Constituyente nombrará una comissión redactora, formada por representantes de los diversos grupos políticos en proporción con su peso electoral en las elecciones constituyentes. Tras la elaboración del proyecto de Constitución se someterá a votación en Sesión plenaria en la Asamblea y su ratificación por parte de la ciudadanía catalana se sometería a través de un referéndum vinculante.



Article 16 
Tras la aprobación del texto constitucional, la Asamblea Constituyente deberá disolverse. El President de la República deberá así, convocar las primeras elecciones ordinarias de la República catalana.  


Capítol VI Ordenament territorial provisional de la República

Article 17. Naturalesa de la vegueria
1. La veguería es un ente con personalidad jurídica propia, determinada por la agrupación de municipios y comarcas, y constituye el ámbito territorial específico de Catalunya.
2. La veguería tiene naturaleza territorial y goza de autonomía para la gestión de sus intereses. El gobierno y la administración autónoma de la veguería corresponden al consejo de veguería.
3. La Generalitat adopta la división en veguerías para la organización territorial catalana y de sus servicios. Las demarcaciones vegueriales determinan el ámbito de división territorial.

Article 18. Organització territorial de la Generalitat
La Generalitat organiza territorialmente su estructura y sus servicios y ejerce territorialmente sus funciones de acuerdo con la división territorial en veguerías. En consecuencia, la demarcación veguerial: 
a) Es la demarcación única en que se organizan territorialmente todos los servicios de Catalunya, del Govern y de la Administración de la Generalitat.
b) Es el ámbito territorial sobre la base del cual Catalunya, el Govern y la Administración de la Generalitat ejercen sus funciones de planificación, programación y coordinación territoriales.
c) Es la demarcación en que se organizan territorialmente las autoridades y los servicios que dependen del Parlament.

Article 19. Organització dels serveis de la Generalitat en la vegueria
1. La delegación territorial del Govern en cada veguería es el órgano que representa al Govern y la Administración de la Generalitat, ahí se impulsan y coordinan los servicios de la Generalitat y se promueve la colaboración entre éstos y las administraciones locales.
2. Los servicios territoriales de los departamentos y organismos de la Administración de la Generalitat son dirigidos en el ámbito de cada veguería por el órgano que determina la normativa respectiva de organización interna, el cual ejerce también funciones de representación del departamento, el organismo o entidad correspondiente en la demarcación veguerial de que se trate.

Article 20. Demarcacions veguerials
El ámbito territorial de cada una de las demarcaciones vegueriales en que la Generalitat organiza sus servicios es el siguiente:
- Alt Pirineu, que comprende las comarcas de l'Alt Urgell, l'Alta Ribagorça, el Pallars Sobirà, el Pallars Jussà y la Cerdanya.
- Ponent, que comprende las comarcas de el Segrià, la Noguera, el Plà d'Urgell, les Garrigues, l'Urgell y la Segarra.
- Central, que comprende las comarcas de el Solsonès, el Berguedà, el Bages, el Moianès y Osona
- Girona, que comprende las comarcas de el Ripollès, la Garrotxa, la Selva, el Gironés, el Pla de l'Estany, Baix Empordà y Alt Empordà
- Barcelona, que comprende las comarcas de el Barcelonès, el Baix Llobregat, el Vallès Occidental, el Vallès Oriental y el Maresme
- Penedès, que comprende las comarcas de l'Alt Penedès, el Baix Penedès, el Garraf y l'Anoia
- El Camp de Tarragona, que comprende las comarcas de el Tarragonès, el Baix Camp, l'Alt Camp, la Conca de Barberà
- Terres de l'Ebre, que comprende las comarcas de la Terra Alta, la Ribera de l'Ebre, el Baix Ebre y el Montsià.

Article 21. Règim especial de l’Aran
En virtud del régimen jurídico especial el Conselh Generau d’Aran es la institución de gobierno de la Vall d’Aran, que constituye una entidad territorial singular dentro de Catalunya. El Conselh Generau se relaciona de manera bilateral con los órganos de la Administración de la Generalitat, y la organización que establece este título no le es aplicable. 

Article 22. Competències de les vegueries
1. Son competencias propias de las veguerías y los consejos de vegueria: 
a) Coordinar los servicios intermunicipales y vegueriales entre ellos para garantizar la prestación integral y adecuada del conjunto de servicios en toda la demarcación veguerial.
b) Prestar asistencia y cooperación jurídica, económica y técnica a los municipios, especialmente a los que tienen menos capacidad económica y de gestión, siguiendo criterios de equilibrio territorial.
c) Prestar servicios públicos de carácter supracomarcal.
d) Prestar servicios por encargo de gestión o por delegación de los entes locales.
e) Fomentar los intereses propios de la veguería.
f) Colaborar en la recaudación de impuestos y fiscalización junto con la Hacienda Catalana.
g) Las demás que le atribuyan expresamente las leyes.
2. Los consejos de veguería pueden asumir competencias diferenciadas en atención a las especificidades territoriales de la demarcación veguerial.
3. Los consejos de veguería limítrofes pueden constituir consorcios y establecer otras fórmulas de colaboración para llevar a cabo políticas de interés común en el marco de sus competencias.

Article 23. Funcions d’assistència i cooperació
1. Corresponde al consejo de vegueria, en ejercicio de las competencias de cooperación local:
a) Prestar orientación y asesoramiento jurídico, económico y técnico a los entes locales.
b) Coordinar los servicios municipales para garantizar la prestación integral y adecuada en toda la demarcación veguerial, siempre que ello no sea posible por la vía de la cooperación concertada.
c) Planificar y ejecutar infraestructuras generales, obras y equipamientos de interés veguerial, con participación de los entes locales en la gestión.
d) Prestar asistencia para el ejercicio de las funciones de contratación encomendadas a los órganos centrales de contratación y para la supervisión de proyectos técnicos y la elaboración de pliegos generales tipo de cláusulas.
e) Ejercer las funciones públicas necesarias de secretaría, de intervención y de tesorería reservadas a funcionarios con habilitación estatal.
f) Ejercer la defensa jurídica de los entes locales y prestarles asistencia judicial.
g) Realizar el seguimiento de la ejecución de obras y de servicios como la cartografía, el padrón de habitantes y la conservación de carreteras.
h) Tramitar y llevar la gestión electrónica de procedimientos administrativos y prestar apoyo técnico para la creación de redes telemáticas.
i) Ejercer las funciones de inspección y de recaudación de tributos e impuestos, conjuntamente con la Hisenda Catalana.
j) Cooperar en la organización y el mantenimiento de medios técnicos e instalaciones con funciones determinantes para la seguridad.
k) Ejercer las funciones de policía administrativa en materia de seguridad alimentaria, de intervención ambiental y de protección de la legalidad urbanística.
l) Organizar la formación continua del personal de las administraciones locales y de los cargos electos, en coordinación con la Escola d’Administració Pública de Catalunya.
m) Aprobar los planes de cooperación vegueriales y otros instrumentos de desarrollo territorial local.
n) Ejercer las demás competencias de cooperación local que le atribuya la legislación vigente.
2. El consejo de veguería ejerce las atribuciones y competencias a que se refiere el apartado 1 mediante las fórmulas de cooperación y colaboración establecidas por la legislación vigente.
3. El consejo de veguería puede descentralizar a favor de las comarcas y de las entidades metropolitanas el ejercicio de sus funciones y competencias de cooperación y asistencia locales.
4. El consejo de veguería puede ejecutar, por delegación o encomienda de gestión, competencias de la Administración de la Generalitat.

Capítol VII. Règim electoral provisional

Article 24
1. El derecho de sufragio corresponde a los ciudadanos catalanes mayores de 16 años.
2. Para su ejercicio es indispensable la inscripción en el Censo Electoral.
3. En las elecciones reguladas por la presente Ley regirá el Censo Electoral de Catalunya.

Article 25
Son elegibles los ciudadanos que poseyendo la condición de elector, de conformidad con el artículo anterior, no se encuentren incursos en alguna de las siguientes causas de inelegibilidad.

Article 26
Son inelegibles:
1. Los catalanes menores de edad.
2. Los no residentes en Catalunya, o extranjeros.
3. Los que ejerzan funciones o cargos de elección popular conferidos y remunerados por otro Estado.

Article 27
1. La Dirección de Administración Electoral está compuesta por la Sindicatura Electoral Central compuesta así como las Juntas Electorales Vegueriales como también las Mesas Electorales.
2. El govern de la Generalitat de Catalunya pondrá a disposición de la Administración Electoral todos los recursos materiales y humanos que se requiera para el desarrollo de la jornada electoral.

Article 28
1. La convocatoria de elecciones se realizará por Decreto del President de la Generalitat, previa deliberación del Consell Executiu, que se expedirá en la forma requerida para dar cumplimiento a lo dispuesto en la presente Ley.
2. Tras la convocatoria electoral las elecciones se celebrarán ocho semanas después de entrar en vigencia el Decreto en el Diario Oficial de la Generalitat.

Article 29
1. Cada uno de los partidos, federaciones y coaliciones que pretendan concurrir a las elecciones designarán por escrito, ante la Sindicatura Electoral Central la lista de sus candidatos.

Article 30
1. Cada candidatura debe presentarse mediante listas de candidatos, que deberán incluir tantos candidatos como diputados a elegir y, además, debe incluir cinco candidatos suplentes, con la expresión del orden de los mismos.
2. En las listas electorales al Parlament de Catalunya, los partidos políticos, federaciones y coaliciones deben indicar el candidato a President de la Generalitat.
3. La presentación de las candidaturas deben hacerse ante el Departament de Interior, cuatro semanas antes de la jornada electoral.
3. Las candidaturas presentadas se publicaran en al Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya por resolución del Titular del Departament de Interior, indicando el partido político, federación o coalición y sus candidatos.
4. En caso de no presentarse en las fechas oficiales indicadas en la resolución del Departament de Interior, el partido político, federación o coalición no podrá presentarse a las elecciones.

Article 31
1. La campaña electoral comienza quince días antes de la jornada electoral y termina a las cero horas del día inmediatamente anterior a la votación.
2. El día inmediatamente anterior a la votación es la jornada de reflexión. Durante ese día no se podrán efectuar actos políticos de ningún tipo. Las sanciones por incumplimiento de esta disposición serán analizadas por la Sindicatura Electoral Central y la Administración de Justicia.
3. Durante el desarrollo de la campaña electoral, el Govern de la Generalitat de Catalunnya podrá realizar campañas institucionales para fomentar la participación ciudadana en las elecciones. Estas campañas no podrán contener símbolo o referencia alguna a partidos o ideologías políticas de ningún tipo.

Article 32
1. La Sindicatura Electoral Central aprobará el modelo oficial de papeletas y sobres electorales.
2. El Govern de la Generalitat de Catalunya asegurará la disponibilidad de las papeletas y los sobres de votación, así como el buen funcionamiento del portal de voto electrónico.
3. Las papeletas electorales deberán contener las siguientes indicaciones: la denominación, la sigla y el símbolo del partido, federación, coalición que presente la candidatura, los nombres y apellidos de los candidatos y de los suplentes, según su orden de colocación, así como el candidato a President de la Generalitat.

Article 33
1. Los electores pueden emitir su voto por correo. El Departament d'Interior indicará, mediante resolución publicada en el Diari Oficial de la Generalitat, el rango de fechas en las cuales se aceptará la emisión del voto por correo.
2. Los catalanes residentes en el exterior podrán emitir su voto por correo y por voto electrónico. El Departament d'Afers Exteriors indicará, mediante resolución publicada en el Diari Oficial de la Generalitat, el rango de fechas en las cuales se aceptará la emisión del voto por correo de los catalanes residentes en el exterior.

Article 34
1. El escrutinio será de carácter público y se realizará a partir de las veinte horas del día de la jornada electoral, o en su defecto, hasta que cierren todas las meses electorales.
2. La Sindicatura Electoral Central será la encargada y responsable de realizar el escrutinio, quien comunicará al Departament d'Interior los resultados parciales y definitivos.
3. El Titular del Departament d'Interior comunicará los resultados del escrutinio.
4. El President de la Generalitat oficializará, mediante Decreto, el resultado definitivo tras el escrutinio final.

Article 35
1. La circunscripción electoral será la veguerial, por el se encargará de designar la Sindicatura Electoral Veguerial correspondiente el número de votos que se necesita para tener representación y la ratificación de la Sindicatura Electoral de Catalunya.

2. Las demarcaciones vegueriales son:
- Alt Pirineu, que comprende las comarcas de l'Alt Urgell, l'Alta Ribagorça, el Pallars Sobirà, el Pallars Jussà y la Cerdanya.
- Ponent, que comprende las comarcas de el Segrià, la Noguera, el Plà d'Urgell, les Garrigues, l'Urgell y la Segarra.
- Central, que comprende las comarcas de el Solsonès, el Berguedà, el Bages, el Moianès y Osona
- Girona, que comprende las comarcas de el Ripollès, la Garrotxa, la Selva, el Gironés, el Pla de l'Estany, Baix Empordà y Alt Empordà
- Barcelona, que comprende las comarcas de el Barcelonès, el Baix Llobregat, el Vallès Occidental, el Vallès Oriental y el Maresme
- Penedès, que comprende las comarcas de l'Alt Penedès, el Baix Penedès, el Garraf y l'Anoia
- El Camp de Tarragona, que comprende las comarcas de el Tarragonès, el Baix Camp, l'Alt Camp, la Conca de Barberà
- Terres de l'Ebre, que comprende las comarcas de la Terra Alta, la Ribera de l'Ebre, el Baix Ebre y el Montsià.

3. Las demarcacions veguerials se repartirán 135 representantes de manera proporcional al número de electores de Catalunya y de cada una de las veguerías.
4. Ninguna de las demarcacions vegueriales podrán superar el numero de 75 representantes.

Article 36
1. Para la distribución de escaños se tendrán en cuenta las listas que hubieran obtenido, al menos, el 3 por 100 de los sufragios válidamente emitidos en el escrutinio total.

Article 37
1. Se utilizará el sistema D'Hont para la asignación de escaños.
 
Article 38
1. Para la votación se empleará el método de listas desbloqueadas, de tal forma que, una vez repartidos los escaños entre los distintos partidos y veguerials, obtendrán los escaños quienes, dentro de la misma lista, hubiesen obtenido más votos. 
2. Cada elector podrá votar por hasta un máximo de tres candidatos, siempre dentro de una única lista. 
3. En el caso de que dos o más candidatos obtuviesen el mismo número de votos, obtendrá el escaño quien estuviese situado en un lugar superior de la lista provisional.
 


Disposicions addicionals

Disposició addicional primera
Règim de la successió de l’ordenament jurídic a la nova etapa de transició nacional
El funcionamiento ordinario en Catalunya se basa en el principio de continuidad, sin cambios bruscos que afecten a la estabilidad, economica y social, es decir, todas las normas jurídicas estatales y autonómicas anteriores a la proclamación de la independencia siguen vigentes y aplicables, integradas, eso si, dentro del nuevo marco normativo, hasta su correspondiente modificación o derogación por normas aprobadas por los órganos del nuevo Estado, en todo aquello que no se oponga a las disposicios de la presente Declaración, Ley y Règimen Constitucional Provisional. Las referencias que se hagan a las autoridades o órganos del Estado español se deben entender hechas a las instituciones o órganos catalanes homólogos.

Disposició addicional segona
Programa legislatiu del nou Estat
El programa legislativo de la República deberá de atender las necesidades normativas siguientes: El perfeccionamiento de la estructura institucional del nuevo Estado, la aprobación progresiva del nuevo derecho catalán en sustitución de la anterior en los diversos ámbitos del ordenamiento jurídico en el que sea necesario. 


Disposició addicional tercera
Deures de les autoritats de seguretat de la República
1. Todas las autoridades de seguridad y defensa radicadas en la República Catalana velan por los derechos y libertades de los ciudadanos de Catalunya, hacen cumplir la legalidad catalana legítima, y defienden las instituciones nacionales de la República. 
2. Los efectivos de la Policia Nacional española y la Guardia Civil pueden optar, y tendrán preferencia, para formar parte de la plantilla de la Policia de la República Catalana si así lo solicitan.

Disposició addicional quarta
Posada a disposició de les dependències i patrimoni anteriors al nou context nacional
En el caso de bienes muebles, se tendrá en cuenta la opción de aceptar reclamaciones del Estado español para proceder a su devolución, en el caso de su adecuada justificación y acuerdo. En el caso de beines inmuebles, se valorará aceptar reclamaciones sobre las deudas relativas a la financiación inicial de estas, y el pago del respectivo importe, en caso de su adecuada justificación y acuerdo. Todas estas valoraciones se tendrán en cuenta, siempre y cuando las reclamaciones del Estado español se desarrollen en términos de paz y concordia. Cualquier intento ilegítimo de boicotear o utilizar la violencia contra la voluntad ciudadana, sea cual sea su naturaleza, y contra el proceso de transición nacional de la nueva República Catalana, haría desaparecer cualquier posibilidad de conversación en las cuestiones antes mencionadas. 

Disposició addicional cinquena
Integració de les Forces Armades a Catalunya
Se posibilita así en todo momento la integración de los efectivos de las Fuerzas Armas del Estado español en Catalunya al nuevo contexto nacional; las dependencias de estas seguirán el mismo procedimiento estipulado en la disposición addicional cuarta. 

Disposició addicional sisena
Transició de les institucions de Catalunya
El Govern, el Parlament y las otras instituciones catalanes constituidas antes de la proclamación de la República, pasan a ser el Govern y el Parlament provisional de la República Catalana, hasta la sustitución de las personas que las integran por las nuevas personas electas que surjan en las elecciones constituyentes, que tendrán como objetivo elaborar, en un proceso participativo constituyente y ciudadano, la Constitución de la República Catalana. 

Disposició addicional setena
Converses amb l’Estat espanyol, l’UE, i la comunitat internacional, i iniciació de la mediació efectiva
Se pondrá en conocimiento del nuevo contexto catalán a las instituciones españolas, europeas, e internacionales, durante la consolidación definitiva de la nueva República independiente. Teniendo en cuenta que este texto no vulnera y se ajusta al Derecho Internacional, las instituciones catalanas la harán respetar, con plena fidelidad a la voluntad legítima de la ciudadanía catalana. Se solicita así la ampara inmediata y la mediación internacional en el mantenimiento de negociaciones pragmáticas entre el Estado español y la República Catalana. Los acuerdos que tengan lugar serán considerados como tratados internacionales.

Disposició addicional vuitena
Entitat Territorial de l'Aran
1. L'Entitat Territorial d'Aran tendrá una Junta Electoral propia, que estará supervisada por las instituciones de l'Entitat Territorial de l'Aran. Durante el escrutinio deberá informar a la Sindicatura Electoral Central durante el proceso electoral, para realizar el escrutinio provisional y el escrutinio final. Esta entidad electoral tendrá tres representantes en la Asamblea. 
2. Se creará una ley para el regimen electoral de l'Aran, para la elección del Conselh Generau d'Aran.

Disposicions transitòries

Disposició transitòria primera. Subrogació
1. Los consejos de veguería se subrogan en la representación que las antiguas diputaciones respectivas tienen en instituciones, consorcios, fundaciones, sociedades y otras entidades o entes públicos o privados.
2. Los entes a que se refiere el apartado 1 hayan sido titulares las diputaciones o que hayan sido vinculados o dependientes pasan a tener la misma relación con los consejos de veguería.
3. Los consejos de veguería asumen, al constituirse, la titularidad de los bienes y derechos de las diputaciones respectivas.
4. Los órganos de los consejos de veguería subrogan los órganos correspondientes de las diputaciones respectivas en los contratos, convenios y demás relaciones bilaterales que las diputaciones hayan suscrito.
5. Los consejos de veguería se subrogan en la posición financiera, tributaria y presupuestaria de las diputaciones respectivas. La liquidación presupuestaria del ejercicio en que se produce la subrogación se determinará por vía reglamentaria.

Disposició transitòria segona. Integració de personal
1. El personal sujeto a régimen estatutario y laboral que en el momento de la entrada en vigor de esta ley presta servicios a las diputaciones provinciales pasa a integrarse, con plena dependencia orgánica y funcional, en los órganos de los consejos de veguería que las subrogan, en las mismas condiciones y situaciones y con los mismos derechos y deberes de que disfrute en el momento de la transferencia. En cualquier caso, el personal calificado como directivo y el personal eventual queda sujeto a la ratificación o la adaptación del nombramiento por los órganos correspondientes.
2. Los órganos de gobierno del consejo de veguería y los entes que pasan a depender asumen, en relación con el personal, las facultades que la legislación de régimen local atribuye a los órganos superiores de las corporaciones y entes de procedencia.
3. El traspaso del personal laboral no conlleva ninguna modificación de la relación contractual preexistente que no sea la que deriva del mismo traspaso.

Disposicions finals

Disposició final única
Aplicació de la present Llei
Esta Ley entrará en vigor tras la publicación de los resultados electorales del Referéndum de Autodeterminación de Catalunya y la proclamación solemne de la República por el Parlament de Catalunya
.

Palau del Parlament, 7 de setembre de 2017



Llei de Transitorietat Jurídica i fundacional de la República 2000px-Signatura_Carles_Puigdemont.svg
Carles Puigdemont
President de Catalunya
Antoni Sànchez

Antoni Sànchez
ANC

ANC

Mensajes : 9597

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.